La validez jurídica del testamento


      
26 octubre 2009. Categoría: Temas Legales

El testamento es un documento con validez jurídica por el cual una persona dispone de su bienes como desea para que estos sean entregados como especifico después de su muerte.

validez testamento 300x225 La validez jurídica del testamento

La validez jurídica del testamento

¿Quién puede hacer testamento?

Cualquier persona mayor de 14 años que no este inhabilitada para ello. Aquellas personas inhabilitadas, bien por enfermedad mental, o bien por discapacidad física que lo impida no podrán disponer de sus bienes de la forma y modo que el resto de personas. Aquellas personas con incapacidad mental para llevar a cabo el testamento podrán disponer de este derecho en aquellos momentos en que la lucidez sea constatada por al menos dos médicos especialistas. Estos médicos serán nombrados por el notario que se encargue de la realización del testamento.

En todo caso se tendrá en consideración el momento en el que se hace el testamento, así pues una persona en perfectas condiciones mentales puede hacer un testamento y este será válido aunque después pierda sus facultades puesto que cuando lo realizó las tenía en plenitud y por lo tanto era capaz de decidir el destino de sus bienes.

¿Cómo se realiza un testamento?

En primer lugar la persona que quiere realizar un testamento debe dirigirse a un notario de su confianza e indicarle su deseo de realizar el testamento. El notario realizará el testamento cuidando en todo momento que la confección de este sea lo más cercana posible al deseo del Testador cumpliendo escrupulosamente las normas que rigen dicho acto y adecuándolo a los derechos forales (normas que rigen en determinadas provincias y que pueden ser más o menos rígidas a la hora de permitir al propietario disponer de sus bienes).

Una vez realizado el testamento este quedará en poder del notario que custodiara este hasta el momento del fallecimiento en el cual se dará lectura. El testador llevará una copia certificada por la Notaria y se comunicará al Registro de Ultimas Voluntades, dependiente del Ministerio de Justicia, la existencia de un testamento a nombre del testador. En esta comunicación no se incluye dato alguno de cómo ha dispuesto el testador de sus bienes, solo se comunica la existencia de un testamento, la fecha en la que se ha realizado y qué notario está custodiándolo. De esta forma se mantiene un control de los testamentos que pudiera haber realizado el testador siendo el último el más importante y el válido.

¿Qué validez tiene un Testamento?

Los testamentos deben ser conocidos por un notario y deben estar registrados en el Ministerio de Justicia. Los testamentos que no se han realizado de esta forma son los llamados ológrafos y en general están escritos por el propio testador, muchas veces no son legales al no contemplar la legalidad del lugar de realización (recuerde que no en todas las provincias se esta sujeto a los mismos deberes a la hora de realizar un Testamento).

El testamento debe ser abierto antes de que transcurran 5 años desde la muerte del testador, posteriormente podrían ser impugnados. Es por ello que conviene que nuestra voluntad quede expresada de forma que no se pierda en el tiempo ni en el lugar. Hacer un testamento a mano y esconderlo para que no lo roben o desaparezca puede hacer que no se encuentre a tiempo (sin contar que no sea legal) y nuestra voluntad se pierda.

¿Qué pasa si no hay Testamento?

En caso de que no haya un testamento o que este sea nulo. Se produce lo que se denomina sucesión intestada y es la ley la que fija quienes son los herederos legítimos. La ley establece unas tablas en la que se clasifica en orden de derechos sobre los bienes del fallecido, este orden de mayor a menor importancia o derecho son:

  • Hijos y sus descendientes independientemente que sean naturales, adoptados, tenidos dentro del matrimonio o fuera de el.
  • Ascendentes, se repartirá en partes iguales entre los ascendientes, en caso de que solo uno de ellos viva el heredara todo. Tener en cuenta que la línea ascendente persiste, así en el supuesto de una persona sin hijos heredaran los padres de la persona, en caso de que estos hubieran fallecido también heredaran los abuelos (paternos y maternos).
  • La pareja o cónyuge.
  • Herederos colaterales. Son herederos colaterales los hermanos y sobrinos. En caso de que todos los hermanos vivan estos se repartirán a partes iguales la herencia, si uno hubiese fallecido su parte se repartirá a partes iguales entre sus hijos (si los hubiera, y se seguiría la sucesión como si el fallecido (hermano) fuera el Testador).
    Dentro de los hermanos si existiera un hermanastro, esto es hijo solo de padre o madre recibirá la mitad de lo que le correspondería en caso de ser hermano de padre y madre.
  • Otros familiares, podrán heredar hasta el 4º que son los primos en caso de que no hubiera herederos anteriores en derechos. A partir de este grado no podrán heredar mas que existiendo un Testamento.
  • El Estado. Si no hubiera herederos legítimos el Estado será el Heredero estando obligado a distribuir la herencia de la siguiente forma:
    • Un tercio para entidades municipales de beneficencia o interés social.
    • Un segundo tercio para entidades provinciales de beneficencia o interés social.
    • El tercer tercio se distribuirá para pagar la deuda del Estado o para lo que indique el Consejo de Ministros.

Comentarios cerrados