Cómo limpiar el frigorífico o nevera y cómo descongelar

Cómo limpiar el frigorífico o nevera. Consejos para una correcta limpieza periódica de la nevera o frigorífico.  Como precaución para la limpieza adecuada de electrodomésticos, recuerda desenchufar el aparato de la red eléctrica antes de realizar la limpieza.

Cómo limpiar el frigorífico o nevera.

Limpiar el interior de la nevera

Para empezar, vaciamos la nevera por completo. Retiramos todos los alimentos que tengamos en la nevera y las bandejas y compartimentos extraíbles que lavaremos aparte, más comodamente en el fregadero. Ahora, con la nevera completamente vacía podemos llegar a todos los rincones para una limpieza impecable.

Para limpiar el frigorífico, usar una esponja o bayeta empapada con una solución de dos cucharadas de bicarbonato sódico por cada litro de agua tibia. Puedes añadir también unas gotas de vinagre a la mezcla, si lo que quieres es que quitar el mal olor. Para terminar aclarar y secar con un paño suave.

limpieza de la nevera Cómo limpiar el frigorífico o nevera y cómo descongelar

Cómo limpiar el frigorífico

Si hay manchas de grasa en el interior de la nevera, puedes limpiarlas usando un aerosol antigrasa que contenga amoníaco. A veces, el limpiador  habitual para el horno te puede resolver la papeleta y evitarás tener que comprar un producto de limpieza más.

Limpiar regularmente el interior del orificio de drenaje del agua de descongelación, para garantizar el desagüe constante y correcto del agua.

Limpiar la nevera por fuera

Si el esmalte de la nevera está sucio, se limpia con una mezcla de agua y un chorro de lejía. Se aplica con una bayeta y se deja secar sin aclarar durante una hora aproximadamente. A continuación, se pasa un trapo de algodón con unas gotas de alcohol de quemar por la superficie para recuperar el brillo perdido.

Si la nevera es blanca, con el tiempo van surgiendo machas amarillas en el esmalte de la puerta. Para evitarlo, pasa una bayeta humedecida en agua oxigenada. Después, aclara con agua y déjala secar.

Limpieza del congelador

Para la limpieza del congelador sigue estos pasos.

  • Abrir la puerta, quitar los alimentos del congelador, envolverlos en hojas de periódico en contacto entre sí y guardarlos en un lugar muy fresco o en una bolsa térmica.
  • Dejar la puerta del congelador abierta para que el hielo se derrita.
  • Extraer el desagüe para el agua de descongelación y poner un recipiente debajo del mismo.
  • Limpiar el interior del congelador con una esponja empapada con una solución de agua templada y/o detergente neutro. No utilizar nunca sustancias abrasivas. Si necesitas desinfectar el congelador, utiliza una solución esterilizante, de las que se usan para limpiar los biberones.
  • Aclarar y secar completamente.
  • Poner en su sitio el desagüe.
  • Volver a introducir los alimentos y cerrar la puerta del congelador.
  • Por último, enchufar el congelador, y activarlo.

Descongelación del frigorífico y del congelador.

Descongelación del compartimento frigorífico

La descongelación del compartimiento frigorífico es completamente automática. La presencia periódica de gotas de agua en la pared posterior evidencia la fase de descongelación automática. El agua de descongelación se recoge en un orificio de descarga por donde pasa a un contenedor en el cual se evapora.

Descongelación del compartimiento congelador

Se aconseja descongelar el congelador 1 o 2 veces al año o cuando la capa de hielo en las rejillas sea excesiva. La formación de hielo en las rejillas de refrigeración es un fenómeno normal. La cantidad y la rapidez de creación del hielo varían en función de las condiciones ambientales y de la frecuencia de apertura de la puerta, y tiende a ser mayor en las rejillas situadas más arriba.

Si no vamos a usar el frigorífico durante un tiempo prolongado.

  • Vaciar los compartimientos frigorífico y congelador.
  • Desenchufar el congelador de la red eléctrica.
  • Descongelar y limpiar el interior.
  • Para impedir la formación de moho, malos olores y oxidaciones, se aconseja dejar la puerta del frigorífico entreabierta, para facilitar la ventilación mientras el frigorífico no esté en uso.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Tina dice:

    ¡Un artículo genial! Limpiar la nevera es de las cosas que más pereza da pero hay que hacerlo. Yo me he acostumbrado a limpiarla un poco cada semana antes de ir a hacer la compra, así cuando vuelvo a casa está preparada para poder guardarlo todo. Muchas gracias por los consejos

Dejar un comentario