Cromoterapia y decoración

Podemos utilizar el color en el hogar para lograr efectos positivos en el estado de ánimo que, a su vez, provoquen reacciones en cadena sobre nuestro organismo.

decoracion etnica dormitorio 2 Cromoterapia y decoración

Vivimos rodeados de colores. Todos reaccionamos instintivamente ante ellos, de bebés distinguimos entre lo claro y lo oscuro, progresivamente vamos percibiendo los diferentes tonos cuando maduramos.

El color nos afecta psicológicamente por las experiencias que les asociamos, la mayoría son las habituales que tiene la gente (el azul: el mar, el cielo; el rojo: la sangre, la pasión). Pero cada persona cuenta con sus vivencias únicas, por lo tanto cada uno decide los colores que le hacen sentir a gusto en su entorno. En algunos casos la elección de los mismos depende del momento y la situación de nuestro estado anímico, esto sin olvidarnos de la cultura en la que estamos educados, las tradiciones y costumbres locales, las cuales inciden en nuestra escogencia, y mucho.

La influencia que tiene el color en nosotros es tanta y tan antigua que incluso algunas teorías relacionan cada color con una zona del cuerpo (Reiki), otras con zonas de la casa (Feng Shui) e incluso otras se aplican a la curación (Cromoterapia), por sólo nombrar algunas.

Mente y cuerpo, siempre unidos

He aquí una pequeña guía para aplicar principios de la cromoterapia en nuestras casas:

Los colores activos o cálidos

Inspiran sensaciones positivas y dan mayor confianza y extroversión, pueden también inspirar actitudes de conversación y sociabilidad. El rojo, amarillo y naranja crean una sensación brillante y alegre, y por lo general invitan y estimulan el movimiento, en habitaciones oscuras tienen gran atractivo.

El rojo es estimulante de la pasión, excitación y fortaleza; pero es también significante de peligro y precaución, no es recomendable abusar de este color, empléalo para algún toque textil o para darle color a un mueble.

El marrón por su cualidad masculina es estable, pero
también puede animar a la tristeza.

El amarillo, por su parte, simboliza la luz, alegría, felicidad, estimula el intelecto; pero es un color que se deteriora muy fácilmente, por eso hay que cuidar de no aplicarlo en grandes extensiones.

El naranja tiene la energía del rojo y la felicidad del amarillo, es muy usado en nuestro trópico para representar la alegría del sol brillante.

Nunca hay que sobrecargar de colores el ambiente, lo que hay que lograr es una armonía perfecta en la decoración de una estancia. Los colores claros tienden a aumentar la luminosidad y por lo tanto a agrandar visualmente los espacios, y los colores oscuros son menos alegres y concentran el espacio.

Los efectos del color se pueden combinar con los efectos de la luz, tanto natural como artificial se matizan según esta y su entorno. Toda desmesura en el color puede caer fácilmente en el mal gusto.

Los colores pasivos o fríos

El azul, verde, púrpura favorecen el descanso, dando sensación de paz y frescura, excelente para dormitorios, baños y espacios privados. El magenta y rosado por su cualidad femenina son considerados pasivos.
El azul, significante del cielo y el mar, aporta sensaciones de estabilidad y profundidad, produce calma. No obstante, en su tono oscuro transmite seriedad y se ensucia fácilmente. El turquesa es excelente para usarlo zonas costeras.

El verde es por excelencia transmisor de la naturaleza, aporta armonía, frescura, esperanza, regenera física y mentalmente. El verde agua ofrece limpieza y protección; el verde oliva paz. Cuando se utiliza cargado de alto porcentaje de amarillo suele ser disonante.

El púrpura condensa la estabilidad del azul y la energía y la ambición del rojo, como resultado aporta sensación de independencia y creatividad, magia y misterio, es el preferido de los niños antes de la adolescencia. El lavanda, por su parte, equilibra y es excelente para una habitación matrimonial.

Los colores neutrales

Los grises, ocres, cremas y beiges no activan de manera intensa pero facilitan la transición y la unión con los otros colores, también son ideales para sitios de paso como pasillos o estancias familiares.

El blanco se asocia a la luz, frescura y limpieza, abusar de él nos causa indiferencia y aburrimiento ya que rápidamente absorbemos su luminosidad. El negro es elegante y misterioso, usado comúnmente en el mobiliario y en toques textiles.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Enrique dice:

    En bcpfabrica.com/microcemento, encontraran toda la informacion sobre este material.

    Desde la aplicacion paso a paso para no hacer cursos, hasta colores, precios etc….

    No fisura con el tiempo, seca en unas horas, hidrolaca resistente a transito de vehiculos, etc…

Dejar un comentario