Ideas para decorar reciclando muebles

Reciclar muebles puede ser una opción ecológica, artística o simplemente una necesidad. Sea cual sea, vale la pena probar a recuperar un mueble o un objeto apreciado, que podemos llegar a convertir en un punto de atracción que destaque en la decoración de la casa.

sillas distintas Ideas para decorar reciclando muebles

Sillas distintas en el comedor

No se tiene que ser un restaurador nato ni tampoco un artesano de primera, para emprender la recuperación o reinterpretación de una pieza. Lo primero que se impone es saber diferenciar entre “reparar” y “reciclar”. Reparar un objeto deteriorado es recuperarlo tal como éste era; mientras que al reciclarlo le damos una segunda oportunidad. Se trata de de recuperarlo dando le un uso diferente para el que fue concebido por sus creadores.

Habilidad e ingenio.

Al comenzar el trabajo es importante analizar el estado en que se encuentre el objeto a reciclar, así como el uso que se le quiera dar. Concentrémonos en su forma y  no en la función para la que fue diseñado el objeto.

estanteria cajones Ideas para decorar reciclando muebles

Estantería con cajones reutilizados

A veces no es posible restaurarlo pero si su estructura es consistente y resistente puede ser aprovechable para otras alternativas acordes con tus necesidades.
Normalmente, la gente se deshace de muchos muebles de madera o metal por por abandono, cansancio o moda. No olvidemos que antiguamente el material y la mano de obra eran de excelente calidad y durabilidad, así que en eso nos tenemos que centrar a la hora de decidir el rescate de la pieza.

Muebles de madera

Son  de fácil limpieza, tan solo elimina sus capas viejas de barniz, pintura o lacas, usa un removedor químico (sigue las instrucciones del producto y usa guantes), una vez haya hecho su efecto retíralo con una espátula, si no te importa que queden residuos de la pintura en las vetas de la madera, déjalo así, sino coloca de nuevo el removedor restregándolo con un pañito eso permitirá llegar a los sitios más escondidos. Después tan solo dale una capa de sellador, una mano de lija y termínalo encerándolo.
Si son muebles de calidad puedes encontrar que se han desencolado, así que limpia las partes separadas lijándolas, coloca cola de carpintero (cualquier ferretería) y encajalas, usa una cuerda resistente y ténsala entorno a las dos piezas, si tiene ángulos coloca en ellos una cartón o dos maderas para no maltratarlos, espera de 8 a 12 horas y estará listo.

Marcos viejos de cuadros

Una opción excelente para varios usos, desde espejos, marcos para fotos familiares etc., así sean de moldura barroca, no te asustes, simplemente dale unas dos capas de pintura de esmalte de tu color preferido, si lo quieres más re$nado coloca láminas $nas de color dorado o plateado, pégalas y colócales encima una dos capas de sellador de madera o barniz común neutro.

Otra opción es pegar con goma caliente hojas secas encima de la madera, dándole un ritmo y composición, rocíale con spray un barniz marino y colócale su espejo con bisel.

Bases de mesa sin tope

Colócale un mármol, úsala como mesa de apoyo en la cocina, o como base para tu lavamanos.

Sillas viejas

No tengas miedo de usar en tu mesa de comedor diferentes tipos de sillas, en la cabecera puedes colocar las que tengan brazos y las otras de diferentes estilos en los lados, pero si son de la misma época, y si eres audaz, no dudes en pintarlas con esmalte del color que más te guste y acompañe al estilo de tu casa.

Dejar un comentario