Decoración aromática, el arte de evocar sensaciones

Los olores de la casa influyen en los recuerdos y las emociones de quienes viven en ella. Modificar los aromas del hogar es una forma química de decoración. Descubre cómo hacerlo con creatividad. El primer paso de la decoración aromática es deshacernos de los malos olores. La ventilación de los espacios es muy importante ya que dispone nuestros sentidos para que recibamos de mejor manera los perfumes.

decoracion aromatica Decoración aromática, el arte de evocar sensaciones

¿Has notado cómo ciertos olores pueden recordarle la infancia y evocar felicidad o tristeza? Esto se debe a que los aromas llegan al sistema límbico y al hipotálamo, regiones cerebrales responsables de las emociones, sentimientos, instintos e impulsos, las cuáles también almacenan la memoria y regulan la liberación de hormonas; así los olores pueden modificar directamente el comportamiento y las funciones corporales, antes de ser conscientes de ellos.

Un aroma para cada espacio

  • No todos los espacios de la casa pueden recibir las mismas fragancias, éstas deben ir de acorde a las actividades que se realizan en cada uno de ellos.
  • Para crear un ambiente estimulante en la zona de trabajo se recomienda usar romero, verbena, cedro, enebro y pino. En la sala, los aromas sugeridos son los florales, cítricos o frutales.
  • Los olores del té verde, el té blanco y el limón son frescos y traen aromas exteriores como los del musgo, eucalipto, pino y aromas marinos que dan sensación de aire puro.
  • En la cocina o en el comedor no es apropiado introducir aromas pues afectan el gusto de los alimentos y los agradables olores de la comida.
  • Los dormitorios son lugares donde la lavanda, la manzanilla y la melisa contribuyen al descanso, pero sí deseamos tener un ambiente propicio para el amor, los aromas florales, y esencias como el ámbar, el almizcle, el clavo, la canela y el azahar son sensuales y envolventes.
  • Para el baño son ideales las fragancias frescas como el limón, la rosa, el sándalo y la menta.
  • Ten en cuenta tu propia personalidad, al margen de las recomendaciones, cada quien tiene sus perfumes o aromas favoritos: florales, orientales, sutiles o más fuertes.

Elementos aromáticos

Los aromas están plenamente integrados y valorados en decoración. Hace años que los ambientadores han llegado a los catálogos de las grandes marcas de cosmética y moda, y es rara la firma que no tiene su propia línea de perfumes para el hogar. Existe una gran gama de opciones para aromatizar el hogar, desde las tradicionales hasta las más alternativas. Procura siempre que el diseño de estos elementos vaya en armonía con la decoración de sus ambientes:

  • Aromas en bolas de madera, piedra pómez o en pastillas sólidas, se pueden cubrir con tul y colocarse en clósets y gavetas.
  • Flores secas, perfumadas con aceites esenciales cuando han perdido su olor original, distribuidas en boles decorativos.
  • Velas aromáticas e inciensos, que además aportan sensación de paz.
  • Aceites esenciales colocados en quemadores especiales.
  • En el baño, los jabones y las sales de baño estratégicamente ubicados pueden intensificar el efecto.
  • Ambientadores comerciales en diversos formatos.

Toma nota:
El aroma del café recién hecho evoca una sensación acogedora y de hogar. Es un truco que recomiendan algunas inmobiliarias para vender casas.
El olor a vainilla y canela induce al cerebro a pensar en dulces y galletas, por eso recuerda a la infancia.

Dejar un comentario