La técnica de pintura a la esponja


   
29 octubre 2009. Categoría: Bricolaje fácil, Técnicas de pintura Etiquetas: .

La técnica de pintura a la esponja permite cubrir rápida y fácilmente la superficie creando divertidos efectos de colores y texturas, que además tienen la gran ventaja de disimular pequeños fallos en paredes y techos. Además puede  valer para igualar con la pared algún elemento de la sala, como un frontal de la chimenea o un radiador.

pintura esponja 300x199 La técnica de pintura a la esponja

Pintura a la esponja

Cómo aplicar la técnica de pintura a la esponja

El primer paso es dar una capa base de pintura (preferiblemente en un color claro), sobre la que estampará dibujos aleatorios con ayuda de la esponja. Espera al menos tres horas hasta que la superficie esté seca.

Hazte con una o varias esponjas vegetales. Sumérjela en la pintura elegida ( un tono más oescura que la de la base) y reparte “toques” de color por la superficie, dando pequeños golpecitos con ella. Es importante que no la deslices, para evitar pegotes.

Puedes hacer relativa presión con la esponja, de manera irregular y procurando deshacerse de la pintura sobrante escurriendo la esponja sobre un papel de periódico o una tela vieja grues; al trab ajar con la esponja, no atrévete a experimentar distintos movimientos sobre la superficie,  que darán lugar a diseños improvisados y personalizados.

Puedes probar a trazar pequeños círculos con la esponja, a salpicar con ella algunas zonas de la pared o simplemente a estampar las caras de la esponja de forma alternativa.

Una vez terminado el proceso se puede volver a dar una capa de color claro y repetir la operación. Otra opción es añadir una segunda capa con la esponja, pero esta vez en otro tono de pintura.

Mientras se va secando la capa de pintura base, ablanda la esponja con un poco de agua tibia. Escurre el exceso de humedad cuando vayas a empezar a pintar.

Coloca la pintura sobre un plato desechable y moja la esponja por una de sus esquinas. Puedes retirar la pintura sobrante con la ayuda de un papel de cocina si escurrir la esponja no es suficiente.

Esta técnica requiere paciencia a la hora de realizarla, para conseguir un aspecto uniforme en la pared que se va a pintar.

 

Dejar un comentario