Cómo cortar baldosas y azulejos


      
11 noviembre 2009. Categoría: Bricolaje fácil

Gracias a las herramientas modernas, el trabajo de cortar baldosas y azulejos resulta menos complicado de lo que parece.

Los profesionales, suelen colocar primero baldosas enteras en toda la superficie y poner las piezas recortadas en los cantos. Es relativamente fácil partir las baldosas después de haber arañado la superficie para romper la tensión superficial. Pero el rayado debe hacerse con una profundidad regular.

La máquina cortadora de baldosas

Las máquinas modernas para cortar baldosas son la solución perfecta. La baldosa se coloca en un tope angular regulable cuya escala permite un ajuste exacto de la anchura del recorte. Las máquinas más complejas disponen de un tope angular giratorio que permite realizar recorters en forma de trapecio con un ángulo uniforme.

Estos recortes sirven para los cantos de paredes que no forman un rectángulo. Para cortar la baldosa, se pasa una rueda cortada por su superficie; a continuación, se parte la baldosa a lo largo de este rayado, para lo que se aplica una presión de palanca uniforme.

El corte Jolly o a inglete

Normalmente, las baldosas se cortan rectangulares, pero hay excepciones, como en el caso de las baldosas con vidriados de fantasía, que sólo tienen el efecto decorativo deseado en línea horizontal. Si se desplaza por los cantos o se aplica a ellos, su efecto es muy distinto. Por esta razón se obtiene un aspecto diferente y a menudo no deseado al colocar las baldosas en cantos exteriores, lo que provoca que el borde de la baldosa sea visible.

Este problema puede evitarse al recortar los bordes de las baldosas que se juntan en el canto exterior de manera jolly,  o mejor dicho, con un inglete de 45 º. Para realizar este recorte de modo exacto  y sin riesgo de rotura de los bordes,  se necesitará una sierra especial para ingletes, equipada con diamantes y con un sistema de refrigeración por agua.

Dada la gran dificultad de alquilar una sierra de este tipo, hay solo dos soluciones: pedir a un especialista que realice los cortes o prescindir del uso del baldosas con un vidriado de fantasia si no se está dispuesto a aceptar los efectos divergentes en los cantos exteriores.

Comentarios cerrados