Consejos para el ahorro y la planificación de gastos

En tiempos de crisis es necesario hacer un examen más detallado de nuestra economía. Te damos unos consejos para ahorrar y planificar mejor tus gastos.

economia domestica Consejos para el ahorro y la planificación de gastos

Economía doméstica. Ahorro.

Planifica y haz un presupuesto

Gestionar bien los ingresos es la única vía para garantizar la salud financiera. Hacer un análisis de con qué contamos y en qué se nos va el dinero nos ayudará a entender cuáles son nuestros errores y cómo podemos corregirlos haciendo los ajustes necesarios.

Ahorrar antes de empezar a gastar

El ahorro es la primera partida que debemos reservar de nuestro presupuesto. En nuestra economía doméstica tenemos que diferenciar tres partes.

  • Los impuestos, un dinero que ya no nos llega o cuyos pagos debemos prever.
  • Los gastos fijos u obligados, que varían según cada familia
  • La parte en la que podemos intervenir.

El ahorro nos permitirá alejar acreedores y disfrutar de cosas que no podríamos obtener de otra forma.

Distingue entre inversión y gasto

Es importante hacer esta distinción. Por ejemplo, si decicimos comprar un coche debemos preguntarnos ¿nos ayudará a trabajar mejor y a aumentar nuestra producción? ¿Nos permitirá ahorrar dinero en la partida de transorte familiar o lo utilizaremos solo como opción de ocio?. Si es así hay que tener en cuenta que lo que hacemos no es una inversión, sino un gasto, pporque no solo pierde valor cada día, sino que además conlleva unos gastos de mantenimiento.

Negocia con el banco

Si crees que te cobran comisiones muy altas, ve a la competencia e infórmate, así tendrás un punto de referencia para exigir mejoras en tu banco habitual.

Reajusta tus seguros

En ocasiones solapamos coberturas de seguros sin saberlo o no las aprovechamos. Conviene que tengamos claro en cada caso qué tenemos cubierto (las averías del nuestro seguro del hogar o el de la comunidad, el seguro escolar, …). Si no, corremos el riesgo de asumir el pago de varias averías que corresponderían a la compañía o de pagar dos veces por la misma cobertura.

También es importante adecuarlos a cada etapa. Por ejemplo, a una pareja joven le conviene hacer hincapié en un seguro de salud or posibles embarazos, el del coche o el del hogar. A medida que aumenta la edad es bueno interesarse más por los seguros de vida y pensión y los productos de ahorro/inversión (en este último caso, asesórate bien, además de leerte la letra pequeña).

Usa de forma inteligente tu tarjeta de crédito

El punto crítico de cualquier unidad familiar es su nivel de endeudamiento. A la hora de analizar las deudas, la hipoteca y las tarjetas de crédito suelen absorver gran parte de nuestro presupuesto. La tarjeta suele financiar un consumo excesivo que conviene adecuar al nivel de ingresos. Úsala solo para pagos aplazados en el mes o para viajes y vacaciones, pero sin crédito.

 

Dejar un comentario